Páginas vistas en total

viernes, 9 de noviembre de 2012

Un Indio en berrea...

A finales del mes de Septiembre me salía un plan de esos que uno siempre sueña...Escapada de cuatro días a vivir la berrea en el monte!! Las condiciones de la invitación eran sencillas: Ganas de pasarlo bien unos días en el campo.
Así que preparé las cosas y con un pequeño macutillo cogí un tren dirección Puertollano. Llegamos de noche y tras una cena fantástica salimos al porche a escuchar la berrea con un gin en la mano.

Jose me había recomendado hacer la primera intentona en una gatera muy tomada que entraba de la dehesa al monte, así que tras madrugar y echar los bártulos al coche pusimos rumbo al sitio elegido.

(todo lo necesario....incluido tree stand!!!)

Llegué aun de noche pero con la suficiente luz como para ver cruzar en esos momentos un cochino de porte importante. No tardé mucho en encontrar el sitio idóneo a 29m de la gatera donde colocar el banquillo tras unos troncos menudos de encina. La berrea sonaba por todos lados y un venao encelado no paraba de cantar a un par de cientos de metros de mi.
Al poco una piara cruza la gatera poniéndome en alerta...para ser totalmente franco me puse taquicárdico pues pasaron a escasos 10m de mi y yo suplicaba que la cochina que bufaba en todas direcciones no me localizase y le diera por darme un sustito!!

(vista de la gatera desde el banquillo)

El trote de una res hace que me de la vuelta preparado. Un gamazo se me acerca trotando. El medidor me va cantando los metros. 73, 56, una paradita a 40 algo tapado. Tengo un árbol medido a 30m, en cuanto lo pase lo voy a tirar. Se para justo detrás del árbol y aprovecho para abrir el arco, parece que nota algo raro y se queda petrificado, yo con el arco abierto esperando que se deje ver. La espera se me hace eterna, le veo el final de las costillas...el arco parece que tenga cien libras...al final como siempre las oportunidades pasan y el gamo pega un taponazo y vuelve sobre sus pasos si mirar hacia atrás!! Madre mía!!! Vaya gamo acabo de tener parado atravesado a 30m!!! vaya oportunidad!!! Bueno como es la primera mañana...(posteriormente me he arrepentido de no tirar y sigo haciéndolo a día de hoy!!)

(el tronco torcido hacia la izquierda es el que estaba a 30m y tras el que se paró el gamo)

Jose por radio me avisa que está viendo el venao que yo escucho berrear próximo y dice que es bonito pero no para tirarlo. Me anima a acercarme a ver si con el arco le hago una entrada así que me acerco. Cuando llego a donde está Jose veo el venao, es precioso!! 14 puntas largo...gordo...No entiendo cómo dice Jose que no es para tirarlo!! Entre que se lo digo y no el venao en una carrera se viene hacia nosotros y nos ve! Pega una espantada para volverse a lo apretado...se acabó el intento!!
Vuelvo a la gatera. Serían las 10 cuando un leve movimiento me pone en alerta, es un grupo de al menos tres gamas. La primera está apunto de cruzar, así que respiro, abro el arco y espero a verla asomar.  En un abrir y cerrar de ojos la tengo atravesada en mitad del camino. Apunto bien... y suelto. FOK!! La gama pega un salto y sale arreando al monte. He visto como la flecha la atravesaba y me ha parecido que le salía casi por un jamón?!?

Llamo a Jose que me viene a recoger y nos vamos a la casa. Decidimos dejar pasar un rato aunque estoy ansioso por acercarme a ver qué ha pasado. Al final unas gestiones nos retrasan y no puedo acercarme hasta pasadas 3 horas! Al llegar al sitio encuentro poca sangre...unas gotillas marcan la dirección por la que la gama entró en el monte. A los pocos metros encuentro la flecha empapada en sangre, pero no va dando mucha y nos cuesta seguir el rastro. A los 30m unas cuantas gotitas nos marcan una vereda clara. La seguimos sin ver más rastro y unos metros más adelante la vemos tumbada!!! qué subidón!!!! ahí está!! Primer bicho con el arco!! Abrazos y enhorabuenas y al llegar comprobamos que el animal aún sigue caliente...el tiro ha sido peor que malo...le ha atravesado por la ingle?!? (como si fuera el codillo pero en la zona del jamón) no entiendo como hemos podido cobrarla con semejante flechazo...menos mal que le hemos dado tanto tiempo, sino posiblemente no la hubiésemos encontrado!!

(el indio con la cara de felicidad por haberse "graduado")

Por la tarde me puse de espera sin éxito debido a un tormentón que cayó (menos mal que llovía porque el campo estaba sahariano).
A la mañana siguiente repetí la jugada pero esta vez solo se asomó a la gatera un guarro importante que debió de cogerme el aire ganándome la partida. Esta mañana tuvo suerte fue Jose quien por radio me llamó para que fuese a echarle una mano..."Te vas a cordar de mi cuando veas el venao" me dijo por radio, luego entendí porqué!! No era por el trofeo en sí, que por cierto es precioso, sino por donde lo mató. Que PALIZA para acercarlo al camino más próximo!! No exagero si digo que tuvimos que arrastrar el venao (entre 3) unos 700m de los cuales al menos 150m cuesta arriba para sacarlo del barranco!! esa tarde no podíamos ni movernos!

(con el venado selectivo cobrado por Jose la segunda mañana)
Pronto comprobamos que la deformidad en la cuerna se debía a que tenía la pata izquierda "seca" o bien por un tiro o por una antigua lesión.
Los dos días siguientes los dediqué a recechar mañana y tarde. La dificultad es mayor que haciendo una espera pero con el campo empapado por la abundantes lluvias y la berrea en todo lo suyo era a lo que te invitaba el campo, andar arco en mano en pos de la caza.
Lo cierto es que sin haber obtenido resultados conseguí ponerme a menos de 25m de dos venados distintos, uno muy parecido al selectivo de Jose al que no pude tirar porque solo le veía el cuello y la cabeza por encima de las jaras, y otro que después de acercarme mucho, y tras romper una ramita pensé que se asustaría...y nada más lejos de la realidad se vino cargando hacia mi y tuve que pegarle un grito para detenerle pues no me veía y conseguí pararlo a menos de 10m!! la cara de susto que debíamos tener ambos cuando nuestras miradas se cruzaron debían ser un poema. Aguantamos unos segundos el duelo, pero en cuanto moví ficha para abrir el arco mi rival salió por patas!
Tuve un par de ocasiones en los que los animales casi se chocan conmigo...una cierva que venía asustada de algo casi me atropella, pero lo peor fueron dos gamos que trotando se me metieron encima y entre que enganchaba y no enganchaba el disparador en el loop con los nervios me vieron dándose la vuelta y perdiendo una oportunidad de oro.

(con el agua caída en dos días el aspecto del campo cambió radicalmente)
Pero perseverando...la ocasión se me presentó. La última mañana diluviaba. Me gusta cazar lloviendo, pero esto no era lluvia...eran cántaros!! Localicé un gamo tumbado bajo una gran encina en un claro de monte. La primera vez que lo vi el medidor me daba 90m, y aunque había poco con lo que taparse una antigua cancela medio caída me dio la posibilidad de colocarme 24m. Decidí que esa distancia estaba ya bien!! así que medio me incorporé rodilla en tierra esperando a que el gamo "me viese". En cuanto lo hizo y con la sorpresa en su mirada se incorporó, instante que aproveché para abrir el arco.
Tuve un par de segundos para colocarle el primer pin en el codillo y soltar...Esta vez no hubo FOK, o si lo hubo no lo escuché con la lluvia. El caso es que el gamo salió dando los típicos saltitos y se paró a los pocos metros, me pegó un amago de ladrido y se fue con la cabeza bien alta. Estaba seguro de haberle apuntado a todo el sitio y no entendía qué podía haber pasado. Al llegar a la cama encontré la flecha partida por la mitad pero sin sangre?!? Recomponiendo el lance revisé el recorrido del vuelo de la flecha...encontrando a mitad de camino un alambre!!! que salía del viejo poste de la cancela!!! que P....!!!! No seré al primero que le pasa, pero se puede tener peor suerte!!! un alambre que ni había visto había desviado la flecha pegando esta en el suelo a los pies del gamo (cosa que comprendí después al ver la Rage que se había doblado al golpear con una piedra).
Total que después de un comienzo prometedor no conseguí rematar la faena cobrando algún gamo o venao, y los 4 días se me pasaron volando. Pero me volví a casa emocionado, envenenado aún más con la nueva herramienta de caza y con una gama que para mi y hasta la fecha es posiblemente si no el que más de los trofeos que más ilusión me han hecho!!
Después de esto he de confesar que he fallado estrepitosamente una ocasión de cobrar un cochinaco de ensueño...pero eso dará para otra crónica!!
Hasta entonces!!
A.U.L.C.